[ACTUALIDAD]
Fallo del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013. El pasado martes 4 de marzo tuvo lugar en la Biblioteca Francisco Umbral de Majadahonda el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013 a Rafael Chirbes, por su libro En la orilla, editado por Anagrama. El premio, que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto Corazón, fue entregado ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
Majadahonda. Una ciudad, un libro ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 26-11-1998, EL MUNDO
La obispada
El presidente del Episcopado español, Elías Yanes, ha dicho que «la Iglesia reconoce que la sociedad española no acepta su moral». Y luego pasa a distinguir. «Se recibe bien el mensaje moral de la Iglesia cuando proclama los Derechos Humanos, denuncia las injusticias, exhorta a la solidaridad, a la reconciliación y a la paz». Como que todos estos valores, señor obispo, no son genuinos de la Iglesia, sino que ésta se ha ido aproximando a ellos, lo que es tanto como decir que se ha aproximado al socialismo, a la moral colectiva, abandonando un poco su propia moral católica, que es individual y por tanto no va con el siglo y no es sino un egoísmo sublimado. En cambio, «en amplios sectores se recibe peor la palabra de la Iglesia cuando habla de moral conyugal, anticonceptivos, divorcio, homosexualidad, aborto, eutanasia, fecundación artificial y manipulación genética». Claro, señor Yanes, ahí se meten ustedes, o se encastran de nuevo en su vieja ética reaccionaria, todos esos errores como siglos por los que ahora pide perdón el Papa, sin por eso renunciar a cometer los suyos propios, los que dejará su turístico pontificado. Quiere decirse que la Iglesia de Roma, y por tanto la española, sólo se ha dejado contagiar un poco de marxismo e izquierdismo, por ponerse a la par del siglo y no perder la parroquia que le queda. ¿Cómo pueden las masas del 2000 creer en un Juan Pablo II que sale ahora pidiendo disculpas a Galileo? La Iglesia lleva un retraso de siglos, un caparazón de molusco inmenso y bizantino que le impide avanzar, pero el gentío va al paso de la Historia y ya comulga poco con los errores de unos cardenales inspirados por Dios un día en que Dios estaba viendo Tómbola en Castelgandolfo. Según Yanes, «el rechazo a la Iglesia se basa en la simple apelación tópica y cómoda al conservadurismo o progresismo del Papa o de la Iglesia». Lo que ustedes saben muy bien, señor Yanes, pero jamás podrán decir, es que Dios murió mucho antes de que lo dijera Nietzsche, que el pensamiento y la ciencia caminan ya libres de superstición y que la confianza de las masas está en ese pensamiento científico más que en el religioso o el político (este último no es sino una variante de la leyenda religiosa). No es que Dios no exista, sino que tampoco le haría ninguna falta al hombre actual, concienciado en lo humano por los socialismos y en lo universal por los avances continuos de todas las ciencias, que no parecen favorecer precisamente una formulación teológica del mundo. De modo, señor Yanes, que no se trata de tópicos anticlericalotes contra los curas y papas, como en el siglo pasado, sino de la apertura a lo abierto del universo y de la historia que ha caracterizado al siglo XX y se ensancha en el XXI. Acusa usted de individualista a esta sociedad, pero individualista es la idea de salvación personal, la idea de alma y de redención individual de la miseria y el hambre (caridad). Desde que amaneció la idea de justicia (Revolución Francesa), puede decirse que la idea de caridad (catolicismo) se ha quedado para las Damas del Ropero. Añade Yanes: «La democracia va por un camino de totalitarismo fundamental» y el Estado se transforma en «Estado tirano». Pero no hay en Occidente más fundamentalismo que el de Roma ni más Estado tirano que la Iglesia, cupular y por tanto antidemocrática (todavía segrega a media humanidad: mujeres). ¿Por qué?


Powered by Comunicación Singular S.L.