[ACTUALIDAD]
Fallo del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013. El pasado martes 4 de marzo tuvo lugar en la Biblioteca Francisco Umbral de Majadahonda el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013 a Rafael Chirbes, por su libro En la orilla, editado por Anagrama. El premio, que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto Corazón, fue entregado ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
Majadahonda. Una ciudad, un libro ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 24-07-2003, EL MUNDO
Manzano
Los etarras montan sus fuegos artificiales en Pola, los yanquis le dejan a Sadam huérfano de hijos, Gallardón va el primero en las tardes del Hipódromo, que son una cosa así como las tardes del Ritz, pero a caballo. Y en el Ritz no dejan entrar caballos ni a la Duquesa de Alba a caballo, en vista de lo cual Madrid vive un julio muy animado y las nudistas de la natación se confunden de piscina y se desnudan en el Prado, mejorando mucho, con sus esbelteces, las gorduras de Rubens y otras abundancias para turistas.El ex alcalde Alvarez del Manzano está encerrado en un despacho de Génova haciendo sus labores, que se las lleva de casa, pues en el PP ya no le dan ni botellas de agua fresca para descorchar.Manzano, ayer, todo gloria, medallón y brillo, se ha quedado en dos días como un ordenanza de lujo al que no mandan nada, pero tampoco tiene nada que mandar. Así pasa la gloria del mundo. La verdad es que cuando era alcalde nos metíamos mucho con este buen señor que llevaba la felicidad en la cara, como dos manzanitas flanqueando una sonrisa permanente. Pues claro que Manzano nos daba mucha ocasión de decir tacos con sus continuas obras y socavones.La otra noche, cenando en casa de Tamames, una bella dama me contaba cómo la había dañado Manzano en sus intereses. Pero ahora las manzanitas se le han quedado marchitas y parece un bodegón de Zurbarán con la belleza del mundo fallecida en el rostro. No es el momento de criticar a un buen hombre que tanto afán puso en el viejo Ayuntamiento, sino más bien, subiendo el diapasón, es hora de considerar adónde lleva la política. A Sadam le ha llevado por delante dos hijos y a Manzano le ha arrancado todas sus medallas, como en una degradación militar muy al estilo del presidente señor Aznar. Manzano quería un Madrid de pitiminí, muy glosado por los pianos mecánicos y la televisión de los balcones, pues hay gente en los barrios que saca la televisión al balconaje para que se le refresquen las pilas de la dura jornada inverniza.Aznar, por el contrario, quería el Madrid de Gallardón, con el Metro llegando hasta el quinto coño y los escritores presentando las inauguraciones como intelectuales franceses en la lucha por París. Esto lo veía cualquiera, pero Manzano estaba enamorado de su Madrid tan mono y ahora, para que aprenda, le han metido en un despachito neutro de Génova a ver si se le ocurre algo de fundamento, que ya había puesto medallas a todas las faraonas del jondo madrileño. Pero no se trata sólo de Alvarez del Manzano, sino que cada partido tiene hoy su reserva de retirados y manuses que es que lo hicieron fatal. Fraga vive desterrado entre el chapapote, aunque otra cosa se diga. A Pujol le despiden dejándole gritar que con él muere Cataluña. En el PSOE hay una vieja guardia de guerristas que hacen la revolución en paro, y el propio Guerra se ha dado a la poesía lírica, que es consuelo de cornachos y de grandes políticos con la jubilación. Zapatero se verá pronto en un despacho de Ferraz haciendo quinielas por Internet, que es más complicado.Pero lo más doloroso de todo es Manzano en Génova, soñando su Madrid edificado con agua, azucarillos y aguardiente.


Powered by Comunicación Singular S.L.