[ACTUALIDAD]
Fallo del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013. El pasado martes 4 de marzo tuvo lugar en la Biblioteca Francisco Umbral de Majadahonda el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013 a Rafael Chirbes, por su libro En la orilla, editado por Anagrama. El premio, que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto Corazón, fue entregado ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
Majadahonda. Una ciudad, un libro ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 16-06-2000, EL MUNDO
Perder el tiempo
Al PP y al señor Aznar se les puede acusar de monetaristas, de racistas (Ley de Extranjería), de beatos, de inmaturos (caso Putin), de señoritos, de feos, de especuladores, de tibios (caso Liaño), etc. De lo único que no se les puede acusar sin risa es de haber fomentado la violencia doméstica, y ahí es adonde ha ido a caer Felipe González, que últimamente se dedica a perder el tiempo, y hace bien, ya que el tiempo es suyo y lo tiene todo libre para él, como un parado. El tiempo es la aureola gris de los parados. González insiste en vincular el aumento de la violencia doméstica con el Gobierno del PP. González juega mucho a las declaraciones insólitas, que no se entienden, para que la gente le dé muchas vueltas a la cosa, mientras él sigue de actualidad supernumeraria. Glez. podría aplicar su gran talento político a salvar el socialismo español (si le dejan sus fieles infieles), igual que Francia podía haber prolongado su gran poesía clásica y romántica, pero se decidió por el surrealismo. Se diría que el sevillano juega a putrefaccionar, no para estropearlo todo, sino para que nada funcione. Glez. quiere obligar a la realidad a pronunciarse a favor suyo. Este Gobierno, por tradicional y conservador en cosas del sexo, no influye para nada en la vida íntima de los españoles, que hace mucho que pasaron a Aznar, por la izquierda y en bolas, en eso que no tiene enmienda. Suponer que un marido en desuso pica a su esposa con el destornillador, como informaba yo aquí el otro día, pensando que eso le va a dar más votos al PP o le va a poner muy contento a Aznar, es una manera de relacionar cosas irrelacionables. Y en eso consistía precisamente el surrealismo, aunque Felipe no lo sepa. Por eso digo que está jugando a volar el orden establecido y a subvertir la realidad, porque una realidad sin él es cosa que le aburre. Dice que el PSOE «logró la igualdad hombre/mujer». Que se lo pregunten a la señora Arnedo, ex señora de Boyer. Salvador Dalí ideó o diagnosticó una forma paranoica a la que bautizó como «paranoia crítica». Se trata de hacer la lectura del mundo que hacen los paranoicos y tomarla por normal. FG lleva unos meses o años en plan paranoia crítica (aunque por la bodeguiya no iban muchos surrealistas), haciendo la lectura política de derecha a izquierda. Se finge loco como Hamlet, pero este fingimiento no es sino una manera de desconcertar, de atribuir a lo existente una irrealidad que sólo está en sus palabras, palabras, palabras. Lástima de talento disimulado, con la falta que nos hacía. Hay quien dice que realmente está de los nervios y trata de poner a los demás. De lo que no es capaz ya es de entrar en los cauces habituales de una acción política. Las mujeres del PP ya le han contestado. Y podrían hacerlo las socialistas o las que no son de nada, pues la mujer sabe siempre dónde le duele, conoce su tragedia personal, íntima, familiar, matrimonial, viva y diaria, y lo que no puede tolerar es que alguien le eche la culpa al Gobierno, esa cosa lejana y abstracta. La mujer, ya que nadie la asiste, tiene derecho a su propio dolor.


Powered by Comunicación Singular S.L.