[ACTUALIDAD]
Fallo del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013. El pasado martes 4 de marzo tuvo lugar en la Biblioteca Francisco Umbral de Majadahonda el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013 a Rafael Chirbes, por su libro En la orilla, editado por Anagrama. El premio, que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto Corazón, fue entregado ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
Majadahonda. Una ciudad, un libro ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 16-04-1999, EL MUNDO
Política y humor
Unos científicos canadienses han descubierto que la gente sin sentido del humor sufre una falla en el lóbulo frontal derecho del cerebro. A la luz de esta información hemos comprendido que la mayoría de nuestros políticos están deslobulados. Una vez, don Manuel Fraga, cenando con el equipo de humoristas de Hermano Lobo, en Picardías, se indignó con esta humorada de José Luis Coll, que le decía al camarero: - Yo voy a cenar codillo. Codillo del Ferrol. Del Ferrol del codillo. El hoy señor feudal de Galicia se puso en pie arrojando la servilleta del enfado. - ¡Basta! No tolero chistes sobre el Caudillo ni sobre mi madre. Nos costó mucho calmarle. Pero el chiste está en que él viene haciendo de demócrata en la Xunta como si nada. Felipe González tampoco acostumbra a reír fácilmente los chistes de los demás, las ocurrencias, las paradojas. Dice el estudio canadiense que el deslobulado, en cambio, fabrica sus propias bromas, generalmente sin gracia. Cuando González hace una broma, graciosa o no, él es el primero en reírse, con lo que fuerza la risa de los demás. No es un profesional del humor, ni tiene por qué. El profesional tiene que ser de una gran seriedad. Que se rían los otros. El presidente Aznar no ha dado jamás una prueba de humor en el Parlamento. Sus réplicas son secas. Otra cosa es que él sea humorístico por sí mismo, a juzgar por lo mucho que le usan los humoristas para sus viñetas. Josep Borrell es el único político de altura que está probando a introducir el humor en su discurso pre/presidencial, pero no siempre le entienden. Alfonso Guerra tiene un humor andaluz cultivado, y, cuando tenía cargo, siempre tuvo que hacer humor en armas. Quiero decir, burla, chanceta, esperpento, que son las formas belicosas del humor. Se trata, en realidad, de un humor intelectual y literario al que el acento sevillí de Guerra hace parecer gracejo andaluz, pero es otra cosa. El catalán Pujol carece en absoluto de sentido del humor y de capacidad para hacer una frase. Es un hombre siempre enfadado, salvo que esté cabreado, y si ustedes no han cogido esto último es que yo escribo para deslobulados. No hay frases, ironías, bromas perdurables en la oratoria política actual, lo que quiere decir que tenemos una política poco inteligente. El humor es el pase secreto de la inteligencia, en la sociedad y en la política. Gustavo Villapalos es el único personaje irónico, a veces disparatado en gracioso, de nuestra vida actual. Como cuando me explicó su adelgazamiento: - Me han sujetado una tenia o solitaria al intestino, con una grapa. De qué te ríes. Está de moda y todo el mundo la lleva. El que no tiene sentido del humor -esa apertura al revés de las cosas-, es naturalmente malhumorado, y esta política malhumorada que nos están haciendo es el primer síntoma de sordidez, torpeza, vulgaridad y baja tensión en la vida nacional. En TV. tampoco hay humor sino horterada. Sólo los periódicos vienen llenos de buenos y crueles humoristas. Por eso compro periódicos y me salto editoriales.


Powered by Comunicación Singular S.L.