[ACTUALIDAD]
Fallo del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013. El pasado martes 4 de marzo tuvo lugar en la Biblioteca Francisco Umbral de Majadahonda el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013 a Rafael Chirbes, por su libro En la orilla, editado por Anagrama. El premio, que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto Corazón, fue entregado ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
Majadahonda. Una ciudad, un libro ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 03-11-2001, EL MUNDO
La Cruzada Cristiana
El señor Laden lanza su Guerra Santa contra la Cruzada Cristiana. Nos gustaría que sus tropas árabes y fanatizadas vieran cómo se va desfanatizando España y todo el Occidente. Nos gustaría que asistieran a la Cruzada Cristiana de estos días cuando los automóviles se lanzan contra los dioses de la distancia y sólo paran para hacer devoción y hacer pis en una gasolinera. Nos gustaría que los ejércitos de la Guerra Santa, cuyas mujeres han quedado en casa, guardadas en un saco, dentro del cual caminan, nos gustaría, digo, que ellos y ellas vieran a las españolas, a las europeas, saliendo desnudas del agua, de la cruda y pagana religión del mar, para entregarse luego a un sol incestuoso que les pone un pecho de oro y el otro de purpurina. Nos gustaría, en fin, que el Oriente asistiera a esta paganización de Occidente. Todo consiste en que los dioses están dejando de ser utilizados contra el enemigo, mientras que el fundamentalismo sólo hace la guerra a partir de los dioses. La utilización de las grandes supersticiones y las grandes metáforas ya no se da entre nosotros, salvo los cultos costumbristas de fechas como éstas. Incluso a los muertos se les ha desfanatizado y se les ama por sí mismos, no como rehenes de Dios. Es un poco irónico que Ben Laden esté moviendo a sus tropas celestes y nutridas contra una Cruzada Cristiana que terminó hace muchos siglos y que hoy sólo es un club económico, un gimnasio para mujeres libres y una playa para el panteísmo de clase media, que no otra cosa es la democracia. Ni siquiera es cinismo. Es una indiferencia por los dioses muertos y una ironía en los más conscientes. Occidente descubrió hace mucho que el cielo no sólo tiene que ser democrático, sino también urgente, o sea actual. El automóvil, el amor, la ciencia, el trabajo, el deporte, el placer, constituyen el presente de nuestra civilización, con sus reveses y peligros, con sus males y decepciones, pero con su evidencia presentísima que nada espera ya de los minaretes católicos ni de los otros. Ya ni siquiera nos quedan profetas que denuncien la paganización y el neopanteísmo de Europa y América. Sólo el editorialista sin tema, y que no se va de puente, de algún periódico muy local se atreve discretamente a clamar contra la privatización del tesoro religioso del calendario, que se ha quedado sencillamente en ocio. El señor Laden y sus cerebros engañan al mundo árabe hablándole de una Cruzada Cristiana. Aquí no estamos de cruzada sino de picnic. Por eso se hace una guerra con prisa y exceso: porque de lo que se trata es de acabar pronto y volver a escapar a otro puente laboral. Todavía en América queda patriotismo y quedan banderitas para levantarlas en los actos públicos o bélicos. Pero aquí en Europa lo que se hace es responder sin demasiado entusiasmo a la inesperada agresión del Oriente Medio. Ni siquiera de Tony Blair, que es el que más se mueve, pudiera decirse que esté en Cruzada Cristiana, porque no lleva caballo con peto ni casco con airón. Sencillamente zascandilea para unas negociaciones, como si estuviera pactando un intercambio comercial. Esta guerra está confusa porque los contendientes no coinciden en los objetivos. Unos y otros se han equivocado de guerra. Los caballeros del Rey Arturo se han puesto el niky y están de fin de semana.


Powered by Comunicación Singular S.L.