[ACTUALIDAD]
Fallo del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013. El pasado martes 4 de marzo tuvo lugar en la Biblioteca Francisco Umbral de Majadahonda el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013 a Rafael Chirbes, por su libro En la orilla, editado por Anagrama. El premio, que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto Corazón, fue entregado ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
Majadahonda. Una ciudad, un libro ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 16-05-2005, EL MUNDO
Woody Allen y Rajoy
Ha vuelto Woody Allen a España para recoger otro premio. En realidad, el gran humorista se está identificando con nuestro país y lo ha explicado así: «Este país tiene sentido del humor; en América no me entienden». Hasta el punto de que Allen va a hacer una película en España, que será la primera que filme fuera de Estados Unidos. Lo que uno teme es que Allen se equivoque con los españoles.Nuestro público no es, en realidad, el que ríe con su cine. Nuestro pueblo es el que encuentra a Rajoy un poco blando. La otra tarde, oí en un cóctel de la derechona eso de la blandura de Rajoy.El presidente del PP demostró el miércoles que es tan sutil como el director americano y, por otra parte, tan agresivo como un legionario. Uno cree que Woody Allen sólo da la talla para unos cuantos intelectuales madrileños. En cuanto al señor Rajoy, que es el que me preocupa, está a medias entre el humor sutil e intelectual del citado Allen y la valiente violencia del miércoles. Cuando ha levantado la voz y empezado a decir las verdades del barquero, arrojándole a Zapatero un barco de verdades a la cabeza, los cócteles miran para otro lado, se desentienden, encuentran a este político falto de modales y maneras, pues ellos, puro barrio de Salamanca, son siempre más atentos y más finos. Que no se mojan nunca, o sea. El humor crítico e intelectual de Allen se ha puesto de chaqué en Oviedo para el premio Príncipe de Asturias, y ahora vuelve a ponerse la gala para esta segunda visita del gran humorista norteamericano, que no hace cine ni novela ni artículos ni ensayo, sino algo mucho más diverso y difícil: hace humor puro como no se había hecho en el cine desde Buster Keaton. Mal sitio ha elegido para esto, aunque les duela a los españoles.Aquí, como hemos dicho, estamos entre el merengue y el legionario.Entre la dulzura coyantina de ZP y la belicosidad valiente y precisa de Rajoy, que quizá tiene su contrafuerte en la pisada dura de Aznar. Detrás de la melosidad pastelera está el Opus Dei, detrás de las blasfemias y esquelas de Rajoy está José María Aznar. WA busca su público ideal y cree encontrarlo en España, pero aquí, los de los cócteles finos de Madrid son tan rudos como la América country. No sé si a ese fuerte parlamentario que es Rajoy le siguen encontrando flojo después del miércoles, pero ya no le falta más que caer sobre el Parlamento con la capa voladora de Superman y un revólver atómico. ZP se va librando porque su Superman es Otegi. Rajoy, tan partidario de la calma y la espera cuando el Prestige y cuando las Torres de Manhattan, ha tenido que volverse fulminante, luctuoso y descarado, con templanza y radicalidad que no esperábamos en un registrador de la propiedad. Y encima lo está haciendo tan bien como su mentor Aznar. Lo cual que este bulo de Aznar no me lo creo y la prueba es que el ex presidente salió el otro día en persona para corroborar con la firmeza característica de sus esquinazos verbales todo lo que ha dicho el procurador.Pero sólo me importa ahora avisar al yanqui de que nuestro humor quedó hace mucho en los esqueletos de Valdés y los garrotazos de Goya.


Powered by Comunicación Singular S.L.