[ACTUALIDAD]
Fallo del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013. El pasado martes 4 de marzo tuvo lugar en la Biblioteca Francisco Umbral de Majadahonda el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013 a Rafael Chirbes, por su libro En la orilla, editado por Anagrama. El premio, que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto Corazón, fue entregado ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
Majadahonda. Una ciudad, un libro ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 30-06-1994, EL MUNDO
Rubio se rila
No sé si se habrán fijado ustedes, pero don Mariano Rubio, cuando va por la calle, por los pasillos, por la tele, por los juzgados, se rila muchísimo. ¿Qué democracia es ésta, tan cruenta, que tiene todo el día de acá para allá, de juez en comisión, de tele en Congreso, como putarazana por rastrojera, a un anciano que se rila? Rilarse es dejar caer el culo y andar siempre con las rodillas por delante. Lo de Groucho Marx, pero sin gracia y en decrépito. Yo el Diccionario de la Academia no lo consulto nunca, porque me estropea el estilo. Para estos casos es mejor consultar el Ramoncín. Veamos. Rila: cansancio, agotamiento, lasitud. Rilado: agotado, agobiado, desfallecido, molesto, cansado. Rilarse: soltar un muerto, tirar una patata podrida, rajarse, rendirse. Todo esto, cuando trasciende al exterior de la persona, nos da un tío rilado. Según mis fuentes y autoridades, Rubio se rila. Los miembros de la comisión Rubio dicen que éste está adoptando una actitud «leguleya». O sea, soltando muertos. Y que usa «subterfugios procesales». O sea, tirándoles patatas podridas. El señor Rubio es modorro de palabra, lento de malicia, lentorrón de voz, y se acula mucho en los silencios. Pero está muy bien asesorado a efectos de echar balones fuera, ganar tiempo, marear al personal y dar largas, más algún nardo que se tira, en plan campeón, o sea que va de único, como eso de que ha hecho más que nadie por el Banco de España. Con Mariano Rubio lo tiene duro cualquier comisión, y sólo unos jueces muy puestos, y con documentos y dolorosas, podrían bajar al chico del ring. Pero Rubio se rila. Quiero decir que toda la guerra que está dando a sus investigadores se queda luego en nada, cuando sale a la calle a buscar un taxi y vemos que Rubio se rila, que el culo se le abolsa y las rodillas se le van por delante, como el que busca unos servicios, al fondo a la derecha, caballero. Lo que se rila, naturalmente, es el alma de Rubio, un alma pecadora y bien apuntalada por sus malos consejeros. Ahora me parece que ha dicho, como Mario Conde y como todos, que lo suyo ha sido una decisión política, un mal rollo político de Felipe (aunque a Felipe no lo citan, le llaman «el Sistema», como a Franco le llamaban «el Movimiento»). Pues claro que lo de Rubio es político. Pero también su cargo de gobernador del Banco era político. Le han cogido como un cierto asquito a la política, se predican víctimas políticas para que no se hable de lo suyo, de lo privado, de lo personal, de lo financiero, de la pastora. Pero Rubio se rila. Aunque engañe a los tontos y a quienes han ido a dejarse engañar, aunque maree a los inquisidores, aunque aburra a las culebras, aunque gane sus batallas de silencio, luego, por las fotos, vemos que se rila, y antes Mariano Rubio no se rilaba. Esto es un rilamiento moral o es que en Alcalá/Meco le abusaron por retambufa, que es que Rubio se rila como los primerizos. Va de juzgado en juzgado arrastrando los esfínteres. El «rilar» que yo había usado siempre es el que encuentro en los tochos y centones de la calle y el viento. Todos de acuerdo en que el anciano se rila. La gente habla de «salir con los pies por delante». A uno siempre le ha parecido más significativo esto de seguir de pie, pero caminando con las rodillas por delante, como sin poder alcanzarlas. Rubio se rila parado y se rila en movimiento. Un señor que se rila es que lleva el alma en las rótulas y se deja el culo en anqueta. La España está hoy llena de hidalgos que se rilan por dentro, pero aguantan como husos, que la corrupción va por el chaleco, como la leontina. Rubio, en cambio, no tiene nada que hacer, confiesa andando, porque Rubio es que se rila.


Powered by Comunicación Singular S.L.