[ACTUALIDAD]
Fallo Premio Francisco Umbral al libro del año VII Edición. Ayer jueves 10 de mayo tuvo lugar en la Real Casa de Correos el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2017 a Santos Juliá, por su libro Transición. El premio que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto Corazón, presente en el acto, fue entregado por la presidenta del Congreso, Ana ...
[RECIENTES]
Santos Juliá ganador de la séptima edición del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2017 La Fundación Francisco ...
La Biblioteca Nacional de España recuerda la figura de Francisco Umbral, diez años después de su fallecimiento, en ...
Ayer  lunes 8 de mayo de marzo tuvo lugar en la Real Casa de Correos el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al ...
EL ARTÍCULO [del día] 29-07-2004, EL MUNDO
Neruda 100
El centenario de Neruda sitúa al gran barroco americano en la dimensión conveniente de clásico consagrado, que es la que mejor explica su presencia en las letras universales del castellano.Neruda con cien años es como un bardo que fuera diciendo sus versos al paso de los predicadores y los guerreros. Y algo de todo eso tiene la voz de Neruda, aunque se imposte en un materialismo lírico, que es lo que aporta al marxismo. Pablo Neruda es esa cosa difícil de entender, un materialista dialéctico que va ordenando el mundo, situando las cosas cada una en su sitio, de acuerdo con un orden revolucionario y con un respeto a los santos padres del marxismo que viene de Hegel y llega hasta Jean Paul Sartre, de quien Neruda aprendería a mirar el mundo, aunque quizá sea al contrario y se intercambien magisterios. Neruda, dotado de una fuerte capacidad de figuración, es el poeta de las Odas Elementales y los Cantos Materiales, pero igual que hace el mundo lo deshace y ahí tenemos Residencia en la tierra, donde el poeta se aplica a un arte inverso: va tomando todos los objetos virginales de un realismo oriental para desvanecerlos y hacer con ellos otra cosa en su libro magistral. La náusea, de Sartre, es una mirada sobre la realidad que sin duda el francés aprendió de Neruda. Esa realidad exhaustivizada que Sartre derrama por su libro supone un realismo fosforescente donde las cosas no tienen ya ninguna autoridad porque el mundo se la niega y el tiempo no se la reconoce. Neruda sabe hacer que un ferrocarril sea un ferrocarril y llegue hasta nosotros jadeante de hojas de otoño. Pero esto es porque Neruda tuvo un padre ferroviario y sabe de qué corazón incipiente y honesto nace toda esa ferretería rodante y optimista que cabe en la minutísima palabra tren. Partiendo de este don para lo pequeño y para lo reiterado, Neruda escribe su poderoso Canto General, donde pone a vivir todas las cosas de América, desde el fuego hasta el caballo, desde el lagarto hasta el párvulo.El Canto General no pretende ser un gran mural ni un recitado coral para las solemnidades de América. Lo que hace Neruda en este libro es ir poniendo las cosas en hilera, como en un gran bazar de lo americano, para que el mundo lo deletree y se entere de que América no es sólo la prosa exquisita de media tarde de Jorge Luis Borges o el hermetismo lírico de Oliverio Girondo. Pablo Neruda había nacido para venir a España, que le completa, para vivir en Argüelles como un estudiante bohemio, para distinguir a los buenos de los malos y decirnos quiénes son los verdaderos del 27, qué clase de mendigo hospitalario es Miguel Hernández, qué especie de muerto venidero y fusilable será Federico, y así sucesivamente, con gran piedad por todos y por sí mismo, que traía una guerra como un estandarte y metió en aquella poesía imaginativa, siemprevirgen, inconsútil, su otra poesía, su otro 27, su mundo de ferrocarriles, ríos transitados por muertos y viudas en llamas. Arrobas de realidad, semanas de verdad, instaura Neftalí en los paraísos del intelectualismo occidental, que son el reino alpestre de Thomas Mann, de Aldoux Huxley, de Rilke, una Europa esnob y enteradísima. Neruda nos enseñó a mirar la verdad cuando sólo mirábamos el espectro de la rosa.


Powered by Comunicación Singular S.L.