[ACTUALIDAD]
Fallo del Premio Francisco Umbral 2014. La Fundación Francisco Umbral dio a conocer el 11 de febrero el libro ganador del “Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2014”. En esta cuarta edición, el premio, dotado con 12.000 euros y una estatua diseñada por Alberto Corazón, ha recaído en Juan José Armas Marcelo por su libro Réquiem habanero por Fidel editado ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2014 ...

» Continuar leyendo
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 18-01-2006, EL MUNDO
Adiós a Fraga
Resulta un tanto irónico pensar que Fraga, don Manuel Fraga Iribarne, ha ocupado casi la mitad de nuestra vida con su política, con sus calzonazos de pescar atómicas, con sus frases, con sus artes y ensayos, con su posfranquismo democrático y con su dialéctica atropellada, autoritaria y tajante. Fraga ha echado siempre el personaje por delante de la persona, y con este personaje ha atropellado a algún peatonal de vez en cuando. En estos días, don Manuel se despide de la política como si se despidiese de la vida, y la verdad es que la vida, para él, ha sido una manera vital de politizar la existencia de los españoles, desde las enaguas de Rita Hayworth hasta que, en el referéndum del 65, o por ahí, le salieron más votos que votantes a favor de Franco. Eso sí que es eficacia democrática. Pero en esta despedida no quisiera uno ser maniático antifraguista, porque el personaje pasa a la Historia decidido y a pie pues a Fraga se le podría definir diciendo que es algo así como una estatua ecuestre sin caballo. Es, efectivamente, uno de los pocos monumentos no ecuestres de Madrid. Claro que su envergadura la soportaban pocos caballos y sólo algunos directores generales. Fraga entra en la política con una previa voluntad de apertura y recuerdo que en algunas revistas políticas, se le tenía por un rojo. En efecto, había hecho ya muchos papeles en su vida política cuando decidió hacer de rojo oficial presentando un libro de Santiago Carrillo, Eurocomunismo y Estado, en un gran hotel de Madrid, que se puso hasta arriba porque todo el mundo quiso ver si Fraga, además de pasearse por Paracuellos, había subido a las azoteas a caballo. Pero don Manuel, que parecía ir siempre a lo loco, en realidad las pensaba mucho y su intención no era otra que meter goles al comunismo en la propia portería. Digamos que fue un ensayo fracasado de socialdemócrata. Después de su primera actuación ante Franco, el Caudillo dijo: - A este chico que le hagan algo. Y le hicieron ministro. Desde entonces, su carrera política está llena de ensayos de todo tipo, desde las películas de Arte y Ensayo prohibidas por Franco hasta el ensayo democrático de antes y después de la democracia. En Punta Europa colaboró incluso servidor, pues una revista de derechas sin un rojo no vendía nada, y allá por entonces uno es que era rojísimo. Fraga siempre tuvo su partido político armado y atalajado como Don Quijote, aunque tardaría en llegar el año de Cervantes y el Premio Cervantes, pues nuestro gran escritor sabía manejar el arte de la tardanza en la literatura y en la vida. Fraga es a la democracia lo que el cine mudo al cine. Un ensayo mutilado e imposible, pero de una gran expresividad. Le llevamos a cenar a Picardías, los rojillos de Hermano Lobo, y cortó radicalmente a Coll y se fue diciendo que no toleraba chistes sobre su madre ni sobre Franco. Todavía no ha vuelto. Ha tenido una despedida sentimental pero sobria, con su paso de procesión y su desengaño de la vida, mayormente de la vida política. Pero él, contra lo que se dice, no tuvo otra.


Powered by Comunicación Singular S.L.