[ACTUALIDAD]
Fallo del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013. El pasado martes 4 de marzo tuvo lugar en la Biblioteca Francisco Umbral de Majadahonda el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013 a Rafael Chirbes, por su libro En la orilla, editado por Anagrama. El premio, que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto Corazón, fue entregado ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
Majadahonda. Una ciudad, un libro ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 27-09-2006, EL MUNDO
ZP
Se critica mucho a Rodríguez Zapatero por sus improvisaciones, pero luego resulta que todos quieren imitarle, porque la improvisación es sugestiva en sí misma, por lo que tiene de aventurada y expresiva. A estas alturas del partido y con otra criatura en puertas, Zapatero sonreía la otra tarde entre las cartas de la baraja real, o sea entre sus enemigos políticos e históricos. Aunque, más que una sonrisa de ocasión, lo que envolvía a ZP era un baño de líquido biológico y marítimo que nos resulta irreconocible. Lo que sí podemos saber, a través de la ciencia, es que Rodríguez Zapatero, más que un presidente democrático es una especie marina desconocida, pero simpática. Ya están los oceanógrafos hablando muy en serio de este personaje que mimetiza misteriosamente a ZP por su capacidad para sonreír de reunión en reunión, de almuerzo en almuerzo, de sesión en sesión, etcétera. La nueva criatura real nacerá para mayo. La nueva criatura piscícola no sabemos bien cuándo nacerá. Pero Rodríguez Zapatero, como gran oceanógrafo, según sugeríamos antes, ya anunció, cuando la toma de posesión, que la sonrisa era en él un rasgo de presidente y que pensaba ganar muchas cosas y batallas sonriendo mucho. Esto, en principio, nos pareció un rasgo juvenil de su carácter, una dulcificación del paisaje mediante la sonrisa del poderoso. Pero luego se ha visto que, efectivamente, ZP puede aguantar mucha sonrisa y risa entre andamio y andamio de su andamiaje político y diplomático. El lunes, sin ir más lejos, el hombre que tiene pendiente un cambio de Sistema, un trueque de adversarios, unos pactos que finalmente sólo son pactos de sangre, ese hombre vallisoletano y abrumado, sonríe continuamente, asiste a los nacimientos y convive con la fertilidad de la realeza al mismo tiempo que confirma la fertilidad política de una república. Esta confirmación de las condiciones trapicheantes del presidente es lo que está llevando a muchos españoles a votarle mentalmente en unas elecciones mentales. No su simpatía ni su audacia ni su provocación ni su improvisación han dado con las promesas de ZP en una única y definitiva promesa, que es la república, como decíamos, una república que se está drenando por medios muy originales y un tanto piscícolas, como hemos visto al principio. Ocurre, sin embargo, que esa república venidera no acaba de gustarnos porque se alimenta de medios demasiado exóticos y llega a nosotros mediante el recurso de la levitación estatutaria más que por el método racional y estable de lo puramente intelectual. No queremos una república emocional como la que ahora se conmemora desde la izquierda a la derecha y el centro, pero menos queremos una piscifactoría de Rubalcabas, Llamazares, Ibarretxes, Iribarnes y en este plan. Estamos en ese momento paradisíaco en que los peces y los reyes sonríen como políticos e invitan a cenar a los amigos que no tienen. Recordemos que todo Sistema se reifica mediante la aplicación médica del Sistema anterior. Ahí está el NO-DO, que ofrece este periódico para volver a empezar con música de Cole Porter.


Powered by Comunicación Singular S.L.