[ACTUALIDAD]
Fallo del Premio Francisco Umbral 2014. La Fundación Francisco Umbral dio a conocer el 11 de febrero el libro ganador del “Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2014”. En esta cuarta edición, el premio, dotado con 12.000 euros y una estatua diseñada por Alberto Corazón, ha recaído en Juan José Armas Marcelo por su libro Réquiem habanero por Fidel editado ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2014 ...

» Continuar leyendo
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 01-10-1991, EL MUNDO
Bush
Ahora sí que vamos a ser maravillosos, en plan campeón, conquistadores, civilizadores y de Sánchez Bella. El presidente Bush, no contento con asumir el exterminio de los cherokees, los cheyenes y todas las razas americanas, más las violentas astrologías del bisonte y el búfalo, quiere participar también en el exterminio de aztecas y toltecas por parte de los españoles, o sea el V Centenario. Lo ha dicho tal que ayer en un discurso. Quiere que Estados Unidos esté presente en las celebraciones del 92. Ellos también mataron gente y por lo tanto tienen derecho. El exterminio de los verdaderos americanos del Norte, los pieles rojas, razas de cobre y vuelo cantadas por Henry Miller y mimetizadas luego por los discípulos millerianos, beats y hippies, es una epopeya negra que ha dado un género artístico, el western. El exterminio de las vírgenes y las culturas de la otra América por los españoles sólo ha dado un señor, Yáñez, y mucha elocuencia de juegos florales. Por otra parte, con las celebraciones del 92 nos hemos hecho aquí mucho lío, entre Sevilla y Chaves, entre la Expo, Hernán Cortés (que cobra de Cultura Hispánica) y los hermanos Pinzones, que eran unos marineros. Estas cosas del Imperio, ya digo, las llevaba mejor Franco. Pero Bush cae en la cuenta, hombre, de que ellos nunca habían organizado un picnic tan distraído para celebrar sus propias matanzas de vírgenes y búfalos. (Hasta el cine se ha vuelto crítico y ahora el western es a favor de los indios). De modo que decide participar a tope en el Acontecimiento hispánico, no vaya a pensar la Historia que ellos mataron menos que nosotros. El señor Bush acaba de lanzar un programa de desarme con reservas, que China ha acogido con mutismo y Europa con ambigüedad. Acaba de sentenciarse, chapuceramente, el caso de los jesuitas asesinados en El Salvador. Todo esto quiere decir que la Conquista no ha terminado. Detrás de los asesinos es posible/probable que estén los Estados Unidos. Pero en el 92 vamos a juntar todos los muertos, los nuestros con los suyos, todos los asesinados, navajos, aztecas, jesuitas, y de esa pira de cadáveres, con llamas de sangre y poderío, sale el Acontecimiento, una cosa que Bush necesita tanto como González, ya que Bush no ha podido con Sadam y González no ha podido con Bush. La derrota de hoy se corrige con las victorias de ayer, y para eso está la Historia, que siempre te echa una mano. Los españoles evangelizamos nuestra América follándonos a las llamas y trayendo como botín el oro y la sífilis. Los irlandeses y otros puritanos del Mayflower evangelizaron su América exterminando al americano puro, el navajo, porque seguramente no tenía alma, como el bisonte y el búfalo, como el «águila sideral» de Neruda . Lo que sí tenían era ricos territorios. El western es la gran literatura USA, que naturalmente nace de la culpa y el crimen, como toda buena literatura. Ellos lo han conmemorado en cine, y nosotros, que sólo tenemos a José Luis García Sánchez, lo vamos a conmemorar en verso. Ronald Reagan se surtía de unos valores elementales y cuatreros que a Bush, más intelectual, le avergüenzan un poco. Entonces, decide participar abrumadoramente en el Acontecimiento que Europa (España), siempre tan imaginativa y literaria, le brinda con desinterés. Todos hemos descubierto América, todos hemos matado a los genuinos americanos (salvo que los españoles, más folladores, no distinguíamos entre una indita y una llama). Pues vamos a celebrarlo juntos, que el Acontecimiento distrae al gentío (miles y miles de parados sólo en Nueva York). Ellos ejercitan el racismo del indio y nosotros el racismo del gitano. Pero, en el Acontecimiento, González y Bush van a follarse a dos la virgen sacrificial de la Conquista.


Powered by Comunicación Singular S.L.