[ACTUALIDAD]
Entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2014. El martes 17 de marzo tuvo lugar en la Biblioteca Francisco Umbral de Majadahonda el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2014 a Juan José Armas Marcelo, por su libro Réquiem habanero por Fidel, editado por Alfaguara. El premio, que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2014 ...

» Continuar leyendo
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 13-11-2002, EL MUNDO
El superpartido
No es sólo una floración de talentos y escotes. No es sólo un banquete de la derecha para honrar a los valores fundamentales y a otros que sin ser fundamentales son también valores. La Fundación FAES no oculta -y eso ya es bueno- sus afanes ideológicos que se irán concretando en lo político. Se trata de la fundación de un supracielo, Seno de Abraham o Limbo de los Justos donde se salvarán, a la postre, o antes del postre, los derrotados por la izquierda o por sus propios errores. Cuando los jóvenes poetas franceses se sentían incapaces de luchar contra el realismo de Zola o Balzac, crearon el surrealismo, un espacio para ellos solos donde siempre iban a ser los protagonistas de sí mismos.Esto constituye un mecanismo social, no sólo político, que ha funcionado mucho en democracia e incluso en la autocracia de Franco. Esa fue la fuerza que permitió al Opus Dei conquistar oportunamente el poder contra los falangistas. Una fundación benéfica de las ideas, encargada de los políticos desnutridos más que de los niños desnutridos. En el banquete faltaba Gallardón, lo que ya es un síntoma y quizá toda una enfermedad. La Operación Ana quizá ha sido un último intento desesperado por hacer algo ante la Fundación. Pero en el banquete estaba Ana, naturalmente, y estaba Miguel Boyer, a quien su esposa ha venido conduciendo dulcemente de la mano hasta la derecha con paciencia oriental. En la izquierda encontramos numerosos ejemplos de fundaciones, como la Institución Libre de Enseñanza, un suponer. En principio, la izquierda verá esto como una supraderecha con Fraga de cancerbero, aunque no sea así, pero habrá que demostrarlo. Aznar ha podido anunciar anticipada y generosamente su retirada porque soñaba ya con la Fundación, ese séptimo cielo desde donde tendrá más poder efectivo y particular que cualquier líder de la izquierda.En principio, toda fundación debe luchar contra sí misma, contra la condición hermetizante y selectiva del caso, y esperamos que FAES cumpla con eso. Naturalmente, la Fundación se opina a sí misma de liberal, pero quizá habría que inventar otra fundación más liberal para denunciar el liberalismo de estas aromáticas damas y estos poderosos caballeros, entre los que no hay, curiosamente, intelectuales, ideólogos del liberalismo ni pensadores de la libertad. Nos parece muy bien, y sobre todo muy lógico, que frente a los avances evidentes de un socialismo popular que encarna en Zapatero como encarnaría en un cisne o en un patito feo, el llamado Centro tome sus medidas. Aznar demuestra con este invento la profundidad de su ideación política y que no es sólo un gestor de circunstancias.La izquierda se ha alistado al más cruento e infiltrado fatalismo oriental u orientalista. La izquierda, pues, necesita en Europa y América un aliado y un mito que sustituya a la URSS. Justo es que la derecha, en medida mucho más modesta, vaya sembrando fundaciones, como Santa Teresa y como sus antepasados sembraban castillos. Pero esta suntuosa Fundación, que se presentó ayer como Beatriz de Orléans presenta un perfume de Dior, instituye sobre todo la perennidad del imprevisible Aznar al frente de la derecha española por encima del avatar político y sus elecciones.


Powered by Comunicación Singular S.L.