[ACTUALIDAD]
Fallo del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013. El pasado martes 4 de marzo tuvo lugar en la Biblioteca Francisco Umbral de Majadahonda el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013 a Rafael Chirbes, por su libro En la orilla, editado por Anagrama. El premio, que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto Corazón, fue entregado ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
Majadahonda. Una ciudad, un libro ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 09-07-2003, EL MUNDO
Llegar a fin de mes
El 55% de los madrileños lo tiene crudo para llegar a fin de mes, según Comisiones Obreras, que ha denunciado esta situación a juzgar por los datos que proporciona la última encuesta sobre gastos familiares. Creíamos que eso de «llegar a fin de mes» era una cosa de posguerra, la epopeya de los Alcántara en Cuéntame cómo pasó. Y resulta que no, que seguimos sin llegar a fin de mes, pero ahora tenemos televisión para vernos a nosotros mismos contándonos cómo pasó. El señor Aznar se ha ido dejando España en un grito, aunque él nos decía que todo estaba superado. Todo, menos llegar a fin de mes. Aquello de redondear el mes era como alcanzar Algeciras en patera.Y menos mal que nosotros tenemos los papeles, pero a fin de mes no puede usted pagar el aceite y el pimentón con los papeles, explicando que es usted español total. En el almacén de coloniales siguen prefiriendo la pastizara, aunque el cliente hable como el futbolista de las coletas. Llegar a fin de mes no es sólo una Ilíada económica, sino una humillación que nos devuelve a los años tristes que creíamos superados. Usted se ha ido glorioso, en plan campeón, o sea total, señor Aznar, pero deja aquí muchos miles de familias que no pueden llegar a fin de mes con la economía del señor Rato. Llegar a fin de mes era un atraganto como de tragedia social de Buero Vallejo. Y aquí seguimos, en la Historia de una escalera, comentando lo caro que está todo, cómo sube la democracia y la calor que se pasa en estas escaleras de renta antigua, al costado de un botijo que suda anís aguado y de un televisor por el que se pasean las chais de la copla y todo el cortejo de la Pantoja.Mismamente, como en el Nodo, porque el Nodo es la España eterna, aunque el manda se queje de que por su propia televisión salen muchos culos y ombligos, y eso no es cristiano de Valladolid. Ganamos más dinero que nunca, aquí trabaja toda la familia, que el que no se lo curra se va a comer al Inserso, pero la pena de España, hoy, no son las elecciones vascas ni el pollo de la Comunidad ni la carrera presidencial ni la poca estatura de Simancas, que le quedan grandes hasta los trajes a medida. La tragedia de España, hoy, sigue siendo que no llegamos a fin de mes, y en esto no ha cambiado nada Aznar ni González ni Cascos, que es ministro de Fomento pero no fomenta los jornales porque dice que eso no es lo suyo. Se ha vuelto un intelectual del cemento armado. Si en Europa supieran que no llegamos a fin de mes ya nos habían puesto los muebles en la frontera, al pie del Pirineo. Más vale que les sigamos mintiendo. Porque estas cosas se saben y luego llega Otegi y se las cuenta a los del Tour para que no pisen ni pedaleen por España. Los que no llegamos a fin de mes somos siempre los mismos. Los de la citada obra de Buero y los de Las bicicletas son para el verano. O sea, la eterna tertulia galdobarojiana al sol barato de agosto o al frío rancio de los viejos Nodos.Los modernos quieren ganar en Operación triunfo.


Powered by Comunicación Singular S.L.