Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2015

Ayer lunes 9 de mayo de marzo tuvo lugar en la Real Casa de Correos el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2015 a J.M. Caballero Bonald, por su libro Desaprendizajes. El premio, que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto Corazón, fue entregado por la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, España Suárez, presidenta de la Fundación Francisco Umbral, y el el ...
NOTICIAS [recientes]
Entrega del Premio de Columnismo Francisco Umbral para ...

» Continuar leyendo
Taller Atrévete a cruzar el Umbr@l. Columnismo 3.0 ...

» Continuar leyendo
Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2014 ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 22-01-2005, EL MUNDO
Cosas de Fraga
Don Manuel Fraga Iribarne lleva 40 años distrayendo a los españoles con sus cosas, con sus salidas, con sus entradas. A propósito de entradas, ayer ha dicho que él jamás ha entrado ni entrará con profiláctico. Uno tiene el testimonio directo de algunas novias de Don Manuel que siempre coincidieron en tres cosas: que el superministro no usaba gabardina, que el seductor era apresurado en el trance y, finalmente, que tenía los pies redondos.Lo de los pies redondos hemos podido comprobarlo todos los españoles viéndole avanzar, inexorable, con un bamboleo de paso de procesión. La bella hija de una de aquellas novias juveniles de Fraga me confirmaba por vía materna que este político siempre tenía mucha prisa, contra lo que le pasaba a Don Eugenio d¿Ors en los mismos y felices años del Movimiento, que ya maduro se preciaba de ser demorado en el trance, como Agustín de Foxá se preciaba de su cornamenta encandelabrada. El que no le saca provecho literario a sus cuernos es que no es escritor. Para entender la frase de Fraga sobre el condón -él dice condón, como lo diría Cela- hay que tener en cuenta que Don Manuel empezó desde muy joven con el material de Rita Hayworth, o sea arrancando los carteles de Gilda de la Gran Vía madrileña, como si le arrancase la túnica a la mujer adúltera del Evangelio. De aquel ejercicio de sadomasoquismo le quedó al gran hombre franquista nada menos que el descubrimiento del sadismo. Desnudar a Gilda era mucho más épico y erótico que vestir al desnudo. Así pues, Rita hizo de nuestro hombre un héroe sentimental sin gabardina. Atreverse con Rita de esa manera no lo había hecho nadie. Los amores y maridos de nuestra gran española -el Aga Khan, Orson Welles, etcétera- recastada en Hollywood, todos se ayudaron de la gabardina como Curro Romero se ayudaba del capote cuando no había más remedio y el toro traía todos los pecados en los cuernos. A la Ley de Arte y Ensayo para ver películas prohibidas, Don Manuel, siendo ministro de la cosa, le puso el preservativo de la cultura, la minoría selecta y la incorporación a la cultura europea. Con esta barroca herramienta, a Franco se las metía dobladas. De modo y manera que Don Manuel tiene hoy perfecto derecho a decir lo del condón, pero reparemos en que estas frases de mi admirado ministro suelen ser atroces en la forma e inocuas en el fondo, o favorables para enriquecer el barroquismo de aquella dictadura. Fraga fue el Churriguera de la cultura franquista. Por otra parte, está la dimensión social de la sentencia. Fraga, con su aseveración de sincondonismo, está despreciando y llamando flojísticos al resto de los españoles a la vez que se pone reaccionario y a favor de la Iglesia rechazando una medida que él no deniega por higiene ni por salud ni por moralidad, como un obispo. La deniega porque él es muy macho y lo sigue siendo a las edades geológicas que hemos señalado en su andar bamboleante y procesionario.Mientras la madre que dije se encausaba con Fraga, la hija de esta señora escondía un etarra en la despensa. Con estas cosas y otras llegamos al tardofranquismo, Villaverde le hizo al Caudillo la foto para el Hola y Fraga empezó a escribir su Constitución, que ahora ha mejorado Ibarretxe.


Powered by Comunicación Singular S.L.