[ACTUALIDAD]
Fallo del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013. El pasado martes 4 de marzo tuvo lugar en la Biblioteca Francisco Umbral de Majadahonda el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013 a Rafael Chirbes, por su libro En la orilla, editado por Anagrama. El premio, que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto Corazón, fue entregado ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
Majadahonda. Una ciudad, un libro ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 01-04-1996, EL MUNDO
Que le hagan algo
Era la fórmula de Franco cuando salía uno fino y de provecho, por ejemplo Fraga: «A ese chico que le hagan algo». A don Felipe González va a haber que hacerle algo urgentemente, porque estarse quieto es que no sabe, no puede. Se cuida el cutis todos los días con crema de vaca loca, lo cual que ha mejorado de las ojeras, a ver, pero en cambio ha cogido un marchón de perdedor triunfal que es que no se pué aguantá. Anda como Pavarotti, paseando una novia nueva, la derrota dulce, gloriosa, y dando recitales y óperas unipersonales en todos los grandes teatros políticos de Europa, no digamos lo de Turín, que ahí es que se ha marcado un adiós a la vida que remata en un yo soy aquél, como el del Rapa o más, aunque ni el uno ni el otro son ya aquel del cuello de cisne, el alma acampanada y la foto yeyé y popular hasta en los alfares de Talavera, que yo la vi. La verdad es que el gentío, en la calle, todos añoran a Glez. y el señor del bigote ha pasado de hacerles gracia a hacerles la puñeta. Aznar tiene nueve millones y medio de votos fantasma y todo el mundo te advierte, antes de partir para el luctuoso puente de Semana Santa (del que vuelven hechos unos cristos, como el propio Cristo): «Que yo no he sido oiga, que yo socialista de toda la vida, por parte de Barrionuevo, que era del Movimiento». Glez., en puridad, lo que necesita es que le hagan algo porque es el injubilable y ese ocio en funciones (hoy es ocioso nacional en funciones) le está poniendo al borde de un ataque de porconsiguiente. Ha perdido y por consiguiente gana. Ya sabemos lo que hará Glez cuando se jubile de la política: más política. Hoy es el gran parado español en funciones, y así, de particular, con los bonsáis en compraventa y la Moncloa en alquiler, está desarrollando una actividad más provechosa y peligrosa que cuando estaba fijo, desde los acuerdos internacionales antiterroristas hasta su epistolario íntimo con el separatismo, que un día va a salir en tomos. Supone él que esos trescientos mil votos perdidos son la penitencia por «algunos errores que hemos cometido», y se considera, pues, purgado y dispuesto para continuar siguiendo o seguir continuando. Lo que no acaba de entender es que las elecciones del 3/M tenían intención de cambio del cambio del recambio, y que España necesita una pasada por el centro, vuelta y vuelta, como él necesita una pasada por la revista Temas de Alfonso Guerra, que a veces le dejan a la plancha, muy hecho, casi socarrado. No está perdiendo con elegancia, como dice, sino convenciéndose a sí mismo de que ha ganado y poniendo fecha de caducidad al Gobierno de la derecha, que aún no existe. Sería más dandy encerrarse un poco en la Giralda, a pensar, como Suárez se metió entre las murallas de Avila, que a lo mejor llegas a la conclusión de que fue bueno mientras duró. Este Glez. eficacísimo, este Felipe que protogobierna sin que nadie se lo pida, está haciendo por España todo lo que tenía pendiente. Antes, el hacer de Felipe González no le dejaba tiempo para hacer de presidente. No es que le esté poniendo palos en las ruedas a Aznar (porque Aznar va a ruedas), sino que su inactividad ha resultado activísima. Es el ministro excedente más brillante y contento de la política europea. Yo creo que le gusta esta situación y, más que volver pronto, lo que quisiera es prolongarla indefinidamente. Está fuera y dentro, es juez y parte, no para de molestar y se gana el PER de parado en funciones mediante unas peonadas agotadoras y fructíferas. A este chico que le hagan algo porque si no es un peligro para la gobernabilidad. O que le cambien la crema hidratante, que es que va de vaca loca. Y embiste como nunca.


Powered by Comunicación Singular S.L.