[ACTUALIDAD]
Fallo del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013. El pasado martes 4 de marzo tuvo lugar en la Biblioteca Francisco Umbral de Majadahonda el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2013 a Rafael Chirbes, por su libro En la orilla, editado por Anagrama. El premio, que está dotado con 12.000 € y una escultura de Alberto Corazón, fue entregado ...
NOTICIAS [RECIENTES]
Inauguración y calendario de la exposición Francisco ...

» Continuar leyendo
Encuentro literario con Raúl del Pozo y Antonio Lucas. ...

» Continuar leyendo
Majadahonda. Una ciudad, un libro ...

» Continuar leyendo
EL ARTÍCULO [del día] 01-06-1994, EL MUNDO
La Virgen de la Feria
La Virgen de la Feria del Libro, o sea. La acuñación no es mía, sino de un lúcido y querido y admirado colega que a lo mejor prefiere callar. Pero, efectivamente, nuestra Feria del Libro tiene todos los años una Virgen literaria o extraliteraria, macho o hembra o de sexo surtido. La Virgen de la Feria no suele vender literatura, como los demás, sino bisutería, sentimentalismo, feminismo, ecología de perros y gatos, política, franquismo, vedetismo, cursilería, amor u ovnis. Recuerdo un año que la Virgen de la Feria fue el Triángulo Mortal de las Bermudas. Si las cosas fuesen como tienen que ser, la Virgen de la Feria, este año, la tendríamos clara: esa niña mágica y malvada y dulcísima que protagoniza la última novela de García Márquez, «El amor y otros demonios», por donde vuelve el gran maestro a su mundo, su imaginación, su América, su milagro. García Márquez supone un salto cualitativo en la novela del siglo XX y lo que no se entiende es cómo, después de él, puede salir Virgen de la Feria un realista, un socialrealista, una loca, un coñazo histórico, una sufragista, un angloaburrido, un neoberciano, un vendedor de marroquinería literaria para señoras de media tarde. Me paseo por la Feria y veo al que tiene un público de estudiantes, de jóvenes, de intelectuales, de punkis, pero también veo al que tiene un público de señoras que esperan en la cola haciendo ganchillo. La Feria es un zoco o medina donde todos vendemos mucho, que para eso dan los libros más baratos, pero no es, desde luego, la consagración primaveral de la literatura, sino de la Virgen de la Feria, ya digo, uno del exilio, uno de Franco, una de la acera de enfrente, uno de la telebasura. Explicaba Ortega que España es un país reacio al magisterio de los mejores. Lo que no explicaba Ortega, en cambio, me parece, es que aquí funciona mucho el magisterio demagógico, populista y cursi de los peores, de los que envenenan al personal con su pasamanería política o sentimentalona y bailable. Lo que más se vende siempre en la Feria del Libro no es un libro, sino una película novelada, una novela filmada, un chucho, una rifa, una barquillera, un reader digest, una enciclopedia para analfabetos, que jamás le quitan el celofán al tomazo, por un sagrado respeto a la cultura, un manual de aspiradoras, una estampita, un tocomocho con premio, y en este plan. La Virgen de la Feria no está ahí para vender libros, claro, ni para firmar libros, sino para que se la rece, se la implore, se le pida un milagro («pedir un deseo», dicen ahora, con espantosa ignorancia), una foto, algo. Y la Virgen de la Feria deja a todos contentos, aunque al año que viene la Virgen de la Feria será otra, que esto es como las misses, reina por un día. Gran certamen literario en el Retiro para vender todo lo que no sea literatura: a mí me han puesto a la firma una biografía escolar de Cristóbal Colón, que encima no tiene biografía, pues ni siquiera se sabe bien dónde nació. El gentío tiene un sentido festival de la cultura y va más que nada por los perritos calientes. Si quitasen al tío de los perritos calientes habría que suspender la Feria. Esta entronización de la Virgen de la Feria es comercial, oficial y popular. Gracias a la Virgen de la Feria todos vendemos un poco. Además, la Virgen de la Feria, como la Virgen de la Cueva, es la que hace que llueva o no llueva en el Retiro. Me llama José Manuel Lara para felicitarme por las cosas que escribo. Yo le felicito a él por lo que él ya sabe. Raro que esto de la Virgen de la Feria no se le haya ocurrido a Lara.


Powered by Comunicación Singular S.L.